No sabemos desde cuando data esta tradición, siendo desconocido su inicio y su procedencia, pero sí cuando decayó, a principios de los años 60.

Las madamas y los judas fueron una tradición social en una época donde las largas jornadas de trabajo y costumbres conservadoras no eran propicias para entablar relaciones amorosas entre los mozos y las mozas.

 Se realizaba todos los Domingos de Resurrección. Sobre todo las mozas y grupos de vecinos se reunían el Sábado Santo para fabricar las madamas y judas.

Las madamas era un cuerpo de escoba o de palo al que se le ceñían ropas femeninas como refajos, enaguas, toquillas y en la cabeza un pañuelo con un recorte de una famosa de la época acompañada de pelo de mula simulando el cabello de la madama. También había madamas de carne y hueso difíciles de identificar por sus disfraces.

Las mozas ponían mucho empeño y esmero en arreglar a su madama lo más guapa posible, habiendo un pique entre los diferentes grupos a ver quien la hacía mejor. Se colocaban en el patio interior de las casas o en la puerta de la calle.

Los judas, con vestimenta de hombre, se les rellenaban de paja. Significaban la representación del demonio y por eso se les apaleaba y se les colgaba de árboles y ventanas o sentados en la puerta de la calle.

 Cuando amanecía el Domingo de Resurrección los mozos iban recorriendo las calles acompañados de charangas compuestas por instrumentos musicales (trompetas, tambores) o instrumentos caseros para hacerse notar.

Los mozos se acercaban a ver las madamas con la intención de rondar a la moza que les gustaba y provocar un acercamiento.

La tradición consistía en recorrer las calles, encontrar a las madamas y, de forma picaresca, tomarlas con un cordel con nudos. De esa forma coqueteaban con las mozas. Si la madama era una moza disfrazada intentaban, al medirla, verle las piernas.

 También intentaban quitárselas para hacerlas rabiar. Para ello, días anteriores, habían cazado lagartos vivos cogidos por los acirates del Camino Toledo y la Carretera Turleque, y los llevaban atados a una cuerda. Lanzaban los lagartos y cuando las mozas salían corriendo los mozos aprovechaban para quitarles la madama.

Para los que quitaban la madama suponía un triunfo. En cambio para los que se la quitaban significaba un fracaso.

Chascarrillo popular: “En la calle del molino te quitamos la madama, como eres tan orgullosa ahí que ver como llorabas”



La portada de Madridejos

José-María Moreno García - Fotógrafo documentalista y humanista - Toda una vida de imágenes
CRONISTA OFICIAL DE LA VILLA DE MADRIDEJOS    

pulsa para ver los álbumes de CIEN AÑOS DE FOTOGRAFÍA (1915-2015) / Familia Moreno y Pérez-Olivares


José Moreno Rosell 1915-1996
José-María Moreno García 1980-2016
 

Licencia Creative Commons: Usted es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las condiciones siguientes:

Usted es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, bajo las condiciones de la Licencia Creative Commons LEER



Páginas optimizadas para Microsoft Internet Explorer 7.0x y Google Chrome® Resolución 1024x768

CRONISTA OFICIAL DE LA VILLA DE MADRIDEJOS
 
 
 

Desarrollado por:
¿Quieres conocerme? ¿Quieres conocerme?
José-María Moreno García
Carmen Pérez-Olivares Robles
1997-2016
La portada de Madridejos


www.afotoledo.com

Sitio patrocinado por:

PULSA PARA VER

 

 

 


Semana Santa
Madridejos




 

Cofradía Jesús Nazareno y Ntra Sra de la Piedad Cofradía San Juan de Jerusalén Cofradía Ntra Sra de la Soledad y Virgen de los Dolores Cofradía Stmo Cristo del Prado Cofradía Santo Sepulcro y Prendimiento de Jesús

Cofradías / Procesiones y Pasos


               Hit Counter